¡Un día vi ponerse el sol cuarenta y tres veces!

Buscar este blog

Y si quieres enterarte de las novedades...

IMPORTANTE

El blog abre sus puertas de nuevo. ¡Encantado de que nos volvamos a ver!

jueves, 5 de marzo de 2015

Palabras

Y aquí está el otro, bueno, ya puedo seguir normal con el blog

----------------------------------------------

Este es un texto que escribí una tarde que estuve castigado en clase (sí, es lo que tiene el no hacer los deberes) y que le mostré a mi profe de lengua y le encantó. Creo que lo colgué también en mi otro blog, pero espero que os guste.
----------------------------------------------------
Palabras. Solamente palabras huecas y sin ningún sentido. Palabras que al soltarlas sigues igual. Palabras vacías de sentimientos. Palabras que carecen de emociones. Sin significado. Son sólo palabras que no llegan a ninguna parte. Palabras que si no se las dices a esa persona, no llegan desde el corazón. Palabras que se dicen sin pensar. Son sólo eso, palabras. Palabras sueltas aunque las unas entre ellas. Sustantivos que no nombran. Adjetivos que no definen. Conjunciones que no unen. Verbos que no tienen acción, como si fueran unos seres extraños y parapléjicos. Sin ese valor añadido del sentimiento y la emoción, no tienen significado. Palabras sin salida ni entrada. Sin principio ni final. Palabras muertas, caídas en el olvido del uso. Tan habituales que pierden lo que más importa. Palabras, frases, textos. No son nada si no les das emoción. No son nada si no las dices de verdad. No basta con soltarlas y dejarlas en el aire para que se las lleve el viento. No basta con anotarlo en un cuaderno y dejarlas en el papel para que se marchiten. Son palabras que cuidar, palabras que regar y alimentar. Palabras que no basta con oírlas y no escucharlas. No basta con pronunciarlas de cualquier manera. No basta con leerlas de los libros de texto. Palabras solitarias, abandonadas, cayendo en el olvido. Palabras que se inventan aunque no exista una realidad que las de uso. Palabras muertas, palabras pobres. Que aunque haya una, dos, tres o cuatro no hacen nada. Palabras inservibles, inútiles, incapaces de expresar. Definiciones que se aparecen en mitad de un diccionario rodeadas de miles y millones de palabras. Anotaciones a pie de página. Títulos, subtítulos y entradillas. Dichas en prensa, radio, televisión o incluso escritas en un diario. Palabras inválidas. Palabras que no sirven, no valen, no actúan. Textos que no cuentan nada, textos informativos que no informan, textos en general. Palabras solitarias y blancas. Palabras y más.
-----------------------------------------------------
Repito que lo escribí hace más de un año y que desde ese entonces mi escritura ha cambiado, pero opino que siempre está bien rememorar viejos tiempos.

2 comentarios: